Archive for March, 2006

Listas cerradas en España

March 30, 2006

En España tenemos listas cerradas. Esto significa que cuando un partido se presenta a las elecciones confecciona una lista con los candidatos que propone para ocupar los escaños y los ordena. Luego, cuando se recuentan los votos -que siempre se emiten a partidos, no a personas- se obtiene el número de escaños de cada partido, y esos n escaños son ocupados por los n primeros de la lista.

El principal problema de este método es que da un enorme poder a los partidos, que pueden castigar a los que disientan de cualquier postura oficial relegándolos a lo más bajo de las listas, allá donde no se consiguen escaños. Y viceversa, pueden favorecer a políticos cuyo único mérito sean las relaciones internas. La labor de elaboración de las listas es responsabilidad de un cargo por el que todos se suelen matar dentro de los partidos, el secretario de organización.

No obstante lo anterior, también hay que reconocerle alguna ventaja. En un sistema de listas cerradas los políticos de un partido no se apuñalan entre sí tanto para lograr votos  -al menos no durante la campaña electoral- porque la competición es entre partidos, no entre ellos. Además, en momentos en los que se quiera apoyar la presencia de algún colectivo concreto en el parlamento (mujeres, minorías étnicas…), el sistema permite garantizarles escaños dentro de los que consiga su partido. Aunque yo no soy partidario de las cuotas entiendo que para los que lo son esto puede ser una ventaja.

Advertisements

Ayuda cualificada

March 25, 2006

Cuando estos días buscaba información sobre todo lo relacionado con listas abiertas me he dado cuenta de que el tema es mucho más complejo de lo que parece a simple vista. Hay muchas alternativas y todas tienen un montón de variables a considerar. Por eso he pensado que sería bueno contar con ayuda de gente que de verdad sepa de esto.

El otro día encontré un artículo de una profesora de derecho constitucional que defendía la necesidad de contar con listas abiertas. Y da la casualidad de que esa profesora me dio clase en la carrera. Voy a intentar ponerme en contacto con ella para que la propuesta que escribamos y para la que busquemos firmas tenga un nivel mucho más alto. En cuanto sepa qué le parece os lo cuento.

Make Votes Count

March 24, 2006

He encontrado la web de Make Votes Count, una plataforma británica que promueve el cambio de su sistema electoral. Hasta donde yo sé (y no me ha dado tiempo a leer mucho), allí las circunscripciones son pequeñas y sólo tienen un escaño, que se lleva el ganador. De esta forma, podría darse el caso de que un partido con el 49% de los votos en todas las circunscripciones no tuviera ningún representante.

Es impresionante lo organizados que están y el apoyo con el que cuentan… ¡habrá que estuidarlos con calma y sacar ideas para cuando seamos mayores!

Las listas muy abiertas de Suiza

March 24, 2006

El sistema seguido en Suiza para las elecciones al Consejo Nacional, una de las dos cámaras de su parlamento, me parece muy interesante como ejemplo de listas abiertas. De hecho, son tan abiertas que en algún sitio en inglés lo he encontrado como ejemplo de free lists (listas libres) junto a otros ejemplos de open lists (listas abiertas).

El número de escaños de cada cantón se determina en función de su población. Así, el mayor de los 26 cantones, Zurich, elige a 34 representantes; y los seis menores sólo a uno cada uno. Sin embargo, no es tamaño de las circunscripciones o cómo se forman lo que encuentro interesante. Lo realmente peculiar del caso suizo son las listas y lo que se puede hacer al votar.

Cada partido presenta una lista con candidatos no ordenados en cada cantón. El número máximo de candidatos es el número de representantes que corresponden a esa circunscripción.

El votante puede hacer casi cualquier cosa. La única condición es que el número de nombres que elijan no puede ser mayor que el número de representantes que correspondan a su cantón. Puede votar a todos los candidatos de un partido, con lo que no afecta al orden de la lista porque todos reciben un voto, o puede votar a candidatos de varios partidos mezclados. Incluso puede dar dos votos a los candidatos que desee (excepto en los cantones de un representante, por motivos obvios).

Para calcular los resultados primero se suman los votos a los partidos (aquellos en los que todos los nombres de una papeleta son de un único partido), de forma que se obtiene el reparto de escaños. Después de ordenan los candidatos dentro de cada lista en función del número de votos recibidos y se asignan los escaños.

La ventaja principal de este sistema es que los partidos no pueden favorecer a su candidato preferido colocándole en una posición alta de la lista. Aunque siguen teniendo el poder para incluirle o no en la lista. Son los votantes los que deciden en última instancia.

Algunos señalan como desventaja el que un candidato puede posicionarse muy a favor de un colectivo para obtener votos dentro de él y asegurarse un escaño, aunque a cambio su política tenga que estar muy condicionada por ese grupo. De esta forma, el poder se trasladaría de los partidos a los grupos de interés más o menos cohesionados. Sin embargo, yo no veo tanto problema porque al final es el votante que elige, por mucho que le haya recomendado su sindicato o su asociación de vecinos.

Nuestra no-ideología

March 20, 2006

Estos días, cuando he comentado esta iniciativa con algunas personas, he surgido una pregunta varias veces: ¿a qué partido beneficiaría un sistema electoral con listas abiertas? De alguna forma nos estaban juzgando y querían saber si la iniciativa era digna de su confianza.

Mi respuesta siempre ha sido la misma: no tengo ni idea. En principio un paso de listas cerradas a listas abiertas no beneficia a nadie en concreto. En teoría lo que ocurriría es que los políticos se comportarían de forma diferente y los que salieran elegidos serían mejores que en la actualidad (aparentemente no es difícil, aunque ¿cómo medirlo?). Sin embargo, todo cambio beneficia a alguien, por lo que éste debería beneficiar al partido que tenga un nivel medio de políticos superior. Imposible saberlo a priori.

En cualquier caso, lo que debe de quedar claro es que esta iniciativa está abierta a cualquier idelogía. Hay gente que nos ha dado su apoyo que sé que son de derechas y gente que sé que son de izquierdas, lo que me hace reafirmarme en la idea de que esto no es una cuestión partidista en el sentido habitual de la palabra. Es más una cuestión partidicida (permítaseme el palabro), en el sentido de que pretende acabar con parte del poder de los partidos.

¿Qué son las listas abiertas?

March 20, 2006

Listas abiertas es un concepto muy amplio que hace referencia a una característica que se da en algunos sistemas electorales de representación proporcional. Cuando un sistema cuenta con listas abiertas los electores tienen algún poder sobre el orden en que los candidatos de un partido son elegidos. La forma en la que se articula ese poder depende de cada sistema en concreto y hay multitud de variantes.

En algunos países con sistemas de listas abiertas el elector tiene la posibilidad de votar por un partido y por su candidato preferido dentro de su lista, aunque puede no pronunciarse acerca del candidato y dejar esa elección al partido. Luego, el número de votos individuales es el que determina el orden de los candidatos dentro de cada partido. En ocasiones, para que ese voto individual tenga efecto, el candidato tienen que alcanzar un umbral mínimo. Si no llega a él, será el orden fijado por el partido el que se considerará. Estos mínimos se aplican, por ejemplo, en Suecia.

También hay sistemas, como el finlandés, en los que sólo se puede votar a candidatos individuales. No se puede votar simplemente a un partido, sino que hay que elegir entre los candidatos que haya de dicho partido. De hecho, para evitar que el voto por un partido sea sustituido por el voto a su candidato más popular, nadie puede presentarse en más de una circunscripción, lo que obliga a elegir entre los candidatos locales.

Otros sistemas, como el suizo o el luxemburgués, exigen la emisión de tantos votos como escaños haya en esa circunscripción. En estos casos es posible, incluso, votar a candidatos de distintos partidos o dar varios votos a un candidato.

La principal ventaja de los sistemas que cuentan con listas abiertas es que los partidos tienen un poco menos de poder y éste se traslada a los electores. No obstante, dependiendo de cómo se articule, gran parte de ese trasvase de poder puede ser sólo aparente. Además, al tener que buscar votos para sí mismos, los políticos se ven obligados a pronunciarse sobre aspectos polémicos para que los electores conozcan sus posturas. Esto debería llevar a que los más brillantes sean los que luego obtengan escaños, sin primar tanto la lealtad al partido que elabora la lista.

La principal desventaja es que muchos candidatos puede hacer una política demasiado local. En un sistema de listas cerradas para el candidato individual no tiene gran coste electoral tomar posiciones que puedan no ser populares en su circunscripción. Evidentemente puede haber un coste, pero lo pagaría el partido, que pierde votos a favor de otros partidos. Si el candidato estaba en la parte alta de la lista conseguirá escaño de todas formas. En un sistema de listas abiertas, en cambio, ese candidato se vería perjudicado en favor de otros candidatos de su mismo partido, incluso aunque el partido no pierda votos. Esto puede evitar que se tomen decisiones poco populares, por muy necesarias que sean.

Web del proyecto ACE (Administración y Costo de Elecciones)

March 14, 2006

He encontrado una web interesantísima sobre organización de elecciones. Es la publicación electrónica sobre Administración y Costo de Elecciones (ACE).

El proyecto ACE es una inciativa de la Fundación Internacional para Sistemas Electorales (IFES), el Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA Internacional) y el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas (UN-DESA). La web en inglés es algo más completa. La versión en español se la debemos al Instituto Federal Electoral de Méjico.

La web es muy completa y trata cualquier aspecto relacionado con elecciones. Hay una entrada sobre listas abiertas (se puede entrar desde Sistemas Electorales y yendo al índice de ese área), pero realmente merece la pena bucear más y leer todo lo que se pueda.

Tenemos que saberlo todo

March 13, 2006

En línea con lo que comentaba en el anterior post sobre saberlo todo acerca de las listas abiertas, un buen punto de partida para ir fijando conceptos creo que podría ser escribir artículos sobre aspectos relacionados. Enumero algunos temas:

  1. ¿Qué son las listas abiertas? Tenemos que tenerlo muy claro porque lo vamos a comunicar mucho y es muy importante que todos hablemos de lo mismo.
  2. Ejemplos de sistemas electorales con listas abiertas. Describir cómo funcionan, qué problemas tienen…
  3. Alternativas a las listas abiertas.
  4. Ejemplos de sistemas electorales con alternativas a las listas abiertas. Uno de los ejemplos puede ser España, pero la idea es que éste lo tratemos más en profundidad en distintos artículos.
  5. La legislación electoral española. ¿Cómo funcionan unas elecciones? ¿qué hay que hacer para presentarse? ¿cómo funcionan los partidos?…
  6. Perfil de los políticos actuales. ¿Qué han hecho para llegar donde están? ¿qué saben hacer?

Las lista no es exhaustiva y os agradecería cualquier tipo de sugerencia adicional.

Yo ya estoy trabajando en el primer tema. Si alguien quiere ponerse con alguno de ellos (o con una parte) que lo diga en un comentario y así no duplicamos trabajo. Luego me lo puede mandar por email (mcmurphyr@gmail.com) y lo publico indicando el autor.

Alguna idea más reposada

March 12, 2006

He estado pensando y creo que podemos hacer muchas cosas para empujar las listas abiertas. Desde ayer he comentado nuestra iniciativa con varias personas y, en general, tiene buena acogida. También es cierto que he detectado un cierto escepticismo. La mayoría piensa que intentarlo es una pérdida de tiempo y no parecen muy dispuestos a implicarse mucho, pero creo que si le damos a la gente las cosas fáciles y les pedimos cosas concretas, responderán.

El final del camino podría ser la recogida de firmas e intentar presentar algún tipo de propuesta, pero creo que antes deberíamos hacer unos cuantos deberes.

Si de verdad vamos a empujar esto tenemos que ser los que más sepan sobre el tema. Tenemos que ser capaces de argumentar las ventajas de forma comprensible y tenemos que comunicarlas de forma sencilla. Con el mensaje refinado tendremos que pensar en una campaña de comunicación. Finalmente, en paralelo al lanzamiento de la campaña, iremos a por las firmas.

En todo el proceso creo que internet puede ser nuestra mejor herramienta, y no sólo por haber empezado montando un blog. Creo que todo lo que necesitamos lo tenemos online gratis o casi gratis, incluso herramientas de recogida de firmas. El alcance es ilimitado. Sólo depende de nosotros.

Bienvenidos a Listas abiertas

March 10, 2006

Hola a todos,

El objetivo de este blog es trabajar para conseguir una reforma en nuestro régimen electoral que lleve a un sistema de listas abiertas. Sé que suena muy pretencioso. Cambiar algo tan grande comenzando desde un púlpito tan modesto puede parecer imposible, pero todos los grandes cambios parecían imposibles antes de empezar.

He observado en algunos foros que este tema levanta cierto entusiasmo. En general casi todas las opiniones estaban más o menos de acuerdo en lo conveniente una reforma en este sentido. De hecho, hoy mismo, en el blog de Martí Saballs en expansión.com, unos cuantos buscábamos cómo podríamos impulsar la reforma y si se la iniciativa popular podría tener un papel en ella.

Le he dado vueltas y me temo que la Constitución es clara y que el régimen electoral no puede reformarse mediante iniciativa popular. Sin embargo, eso no cierra todas las puertas.

Me gustaría invitaros a discutir ventajas e inconvenientes, a darle todas las vueltas que se le puedan dar. Después, con las ideas claras, y si seguimos convencidos, me gustaría invitaros a hacer ruido. Escribir un manifiesto y recoger firmas no obligará a nadie a hacer una reforma, ni siquiera a discutirla. Pero puede ser una vía para que se comience a hablar. También podremos usar otros medios, todo lo que esté a nuestro alcance para llamar la atención valdrá.

A los partidos no les gustan las listas abiertas. Para mí eso ya es motivo sufiente para intentarlo.

La idea para empezar con esto sólo tiene unas horas. Aún no tengo claro qué podemos hacer o qué papel nos puede corresponder. Sólo sé que me gustaría que muchos escribamos artículos y que sea una especie de grupo de trabajo abierto. Le daré vueltas a cómo organizarlo durante el fin de semana, pero agradeceré todo tipo de comentarios y sugerencias. Sobre todo me gustaría saber si os apetece implicaros, de la forma que sea, en un proyecto que busca lo imposible y sólo puede prometer entusiasmo y algún que otro obstáculo que saltar.