Archive for the ‘Listas abiertas’ Category

Finlandia sí tiene listas abiertas (2/2)

May 2, 2006

Como en todo proceso electoral, tras la votación se produce el recuento. Lo primero que se hace es sumar los votos de todos los candidatos de cada partido/coalición de partidos/asociación/agrupació de asociaciones y después se reparten los escaños aplicando la Ley d’Hont. Por esto era por lo que previamente señalaba que para las pequeñas asociaciones a veces resulta interesante presentarse unidas a las elecciones con una única lista, pues la Ley d’Hont normalmente perjudica a los partidos pequeños.

El primer escaño es para el partido/coalición de partidos/asociación/agrupación de asociaciones más votado. Ya dentro de cada entidad se le asigna al candidato que más votos haya obtenido de forma individual. Tras esta primera asignación se divide el número de votos de esa entidad entre dos. El segundo escaño se asigna al que tenga más votos en esa segunda fase (para la entidad más votada se usa su total dividido entre dos), y se da al candidato más votado de la entidad que obtenga el segundo escaño (o al segundo más votado si la entidad más votada y ya había obtenido el primer escaño). Los votos de la entidad que obtiene el segundo escaño se dividen entre dos si aún no había obtenido escaño o entre tres si ya lo había obtenido (la siguiente vez sería entre cuatro, y así sucesivamente). Este proceso se repite hasta asignarse todos los escaños.

Como conclusión se puede decir que el sistema finlandés prima a los candidatos individuales frente a los partidos a la hora de elaborar las listas, pero mantiene parte del poder en los partidos al asignarse los escaños según la Ley d’Hont.

Advertisements

Finlandia sí tiene listas abiertas (1/2)

April 28, 2006

Como pidieron Estrella y Alberto en los comentarios a otro post, he estado investigando sobre el sistema electoral finlandés. Me ha costado un poco porque no hay demasiada información por ahí, pero finalmente lo tengo. El sistema es muy interesante, son listas abiertas de verdad. Para no hacerlo demasiado largo o no tener que renunciar a dar información interesante, voy a partir el texto en dos:

  1. Candidados, formación de listas y mecánica de voto (a continuación)
  2. Resultados y asignación de escaños (en el siguiente post)

Candidatos, formación de listas y mecánica de voto

En Finlandia se puede presentar a las elecciones al Parlamento casi cualquiera que haya cumplido los 18 años. Las únicas excepciones son los militares en activo y algunos altos cargos del poder judicial.

El país se divide en 18 distritos electorales que tiene asignados entre 32 y un escaño, para un total de 200 en el parlamento. El distrito con más escaños es Uusimaa.

Los partidos políticos se pueden presentar por separado o en coaliciones. Cada partido/coalición de partidos elabora una lista no ordenada en la que incluye a quien estime oportuno. El máximo número de candidatos que pueden incluir es de 14, aunque si el número de escaños del distrito electoral es superior el límite se eleva hasta ese extremo.

La novedad radica en que, además de las listas de los partidos, se pueden presentar otras. Se pueden formar asociaciones de distrito electoral que presenten listas independientes a las de los partidos. Para ello basta con presentar 100 firmas de votantes del distrito respaldando a cada candidato.

Estas asociaciones pueden formar coaliciones entre ellas para presentarse. Esto es relevante para el recuento de votos, tal como explicaré más adelante, pero no para el orden de los candidatos en sí ya que las listas no están ordenadas, como tampoco lo estaban las de los partidos y coaliciones de partidos. Así, dos asociaciones con tres candidatos cada una se pueden presentar con una lista de seis candidatos. El límite superior de número de candidatos es el mismo que para los partidos y coaliciones de partidos.

Una vez que la autoridad electoral comprueba que los candidatos presentados por los partidos/coaliciones de partidos/asociaciones/agrupaciones de asociaciones cumplen con los requisitos legales, se aprueban las candidaturas y se elabora la lista conjunta. En esta lista aparecen los candidatos de todas las listas mezclados. El orden se determina por sorteo. En esta lista no hay referencia a la entidad que los ha presentado (partido, coalición de partidos, asociación o agrupación de asociaciones). La información que se muestra es un número de identificación del candidato, nombre, municipio de residencia y profesión o titulación.

El día de las elecciones el votante sólo tiene que escribir el número identificativo del candidato al que quiere votar. Como curiosidad mencionar el hecho de que el porcentaje de voto por correo suele ser superior al 40%.

La democracia en los partidos

April 3, 2006

Artículo interesante publicado el 29 de marzo en ABC por Carlos Martínez Gorriarán, profesor de filosofía de la Universidad del País Vasco.

Al hilo de la destitución de Rosa Díez de la Comisión de Libertades Civiles de Parlamento Europeo, critica el funcionamiento de los partidos en general. Sin salvar a ninguno, expone como la organización tiende a anular al disidente y tender a las ideas únicas. Piensa que no hay alternativa razonable a los partidos políticos, pero defiende que no sería problemático si hubiera más democracia interna en ellos. Concluye preguntándose si la situación mejoraría con medidas como las listas abiertas, la tutela legal y judicial de la democracia en los partidos como asunto de interés público, o una menor disciplina de voto en los parlamentos.

Listas cerradas en España

March 30, 2006

En España tenemos listas cerradas. Esto significa que cuando un partido se presenta a las elecciones confecciona una lista con los candidatos que propone para ocupar los escaños y los ordena. Luego, cuando se recuentan los votos -que siempre se emiten a partidos, no a personas- se obtiene el número de escaños de cada partido, y esos n escaños son ocupados por los n primeros de la lista.

El principal problema de este método es que da un enorme poder a los partidos, que pueden castigar a los que disientan de cualquier postura oficial relegándolos a lo más bajo de las listas, allá donde no se consiguen escaños. Y viceversa, pueden favorecer a políticos cuyo único mérito sean las relaciones internas. La labor de elaboración de las listas es responsabilidad de un cargo por el que todos se suelen matar dentro de los partidos, el secretario de organización.

No obstante lo anterior, también hay que reconocerle alguna ventaja. En un sistema de listas cerradas los políticos de un partido no se apuñalan entre sí tanto para lograr votos  -al menos no durante la campaña electoral- porque la competición es entre partidos, no entre ellos. Además, en momentos en los que se quiera apoyar la presencia de algún colectivo concreto en el parlamento (mujeres, minorías étnicas…), el sistema permite garantizarles escaños dentro de los que consiga su partido. Aunque yo no soy partidario de las cuotas entiendo que para los que lo son esto puede ser una ventaja.

Las listas muy abiertas de Suiza

March 24, 2006

El sistema seguido en Suiza para las elecciones al Consejo Nacional, una de las dos cámaras de su parlamento, me parece muy interesante como ejemplo de listas abiertas. De hecho, son tan abiertas que en algún sitio en inglés lo he encontrado como ejemplo de free lists (listas libres) junto a otros ejemplos de open lists (listas abiertas).

El número de escaños de cada cantón se determina en función de su población. Así, el mayor de los 26 cantones, Zurich, elige a 34 representantes; y los seis menores sólo a uno cada uno. Sin embargo, no es tamaño de las circunscripciones o cómo se forman lo que encuentro interesante. Lo realmente peculiar del caso suizo son las listas y lo que se puede hacer al votar.

Cada partido presenta una lista con candidatos no ordenados en cada cantón. El número máximo de candidatos es el número de representantes que corresponden a esa circunscripción.

El votante puede hacer casi cualquier cosa. La única condición es que el número de nombres que elijan no puede ser mayor que el número de representantes que correspondan a su cantón. Puede votar a todos los candidatos de un partido, con lo que no afecta al orden de la lista porque todos reciben un voto, o puede votar a candidatos de varios partidos mezclados. Incluso puede dar dos votos a los candidatos que desee (excepto en los cantones de un representante, por motivos obvios).

Para calcular los resultados primero se suman los votos a los partidos (aquellos en los que todos los nombres de una papeleta son de un único partido), de forma que se obtiene el reparto de escaños. Después de ordenan los candidatos dentro de cada lista en función del número de votos recibidos y se asignan los escaños.

La ventaja principal de este sistema es que los partidos no pueden favorecer a su candidato preferido colocándole en una posición alta de la lista. Aunque siguen teniendo el poder para incluirle o no en la lista. Son los votantes los que deciden en última instancia.

Algunos señalan como desventaja el que un candidato puede posicionarse muy a favor de un colectivo para obtener votos dentro de él y asegurarse un escaño, aunque a cambio su política tenga que estar muy condicionada por ese grupo. De esta forma, el poder se trasladaría de los partidos a los grupos de interés más o menos cohesionados. Sin embargo, yo no veo tanto problema porque al final es el votante que elige, por mucho que le haya recomendado su sindicato o su asociación de vecinos.

¿Qué son las listas abiertas?

March 20, 2006

Listas abiertas es un concepto muy amplio que hace referencia a una característica que se da en algunos sistemas electorales de representación proporcional. Cuando un sistema cuenta con listas abiertas los electores tienen algún poder sobre el orden en que los candidatos de un partido son elegidos. La forma en la que se articula ese poder depende de cada sistema en concreto y hay multitud de variantes.

En algunos países con sistemas de listas abiertas el elector tiene la posibilidad de votar por un partido y por su candidato preferido dentro de su lista, aunque puede no pronunciarse acerca del candidato y dejar esa elección al partido. Luego, el número de votos individuales es el que determina el orden de los candidatos dentro de cada partido. En ocasiones, para que ese voto individual tenga efecto, el candidato tienen que alcanzar un umbral mínimo. Si no llega a él, será el orden fijado por el partido el que se considerará. Estos mínimos se aplican, por ejemplo, en Suecia.

También hay sistemas, como el finlandés, en los que sólo se puede votar a candidatos individuales. No se puede votar simplemente a un partido, sino que hay que elegir entre los candidatos que haya de dicho partido. De hecho, para evitar que el voto por un partido sea sustituido por el voto a su candidato más popular, nadie puede presentarse en más de una circunscripción, lo que obliga a elegir entre los candidatos locales.

Otros sistemas, como el suizo o el luxemburgués, exigen la emisión de tantos votos como escaños haya en esa circunscripción. En estos casos es posible, incluso, votar a candidatos de distintos partidos o dar varios votos a un candidato.

La principal ventaja de los sistemas que cuentan con listas abiertas es que los partidos tienen un poco menos de poder y éste se traslada a los electores. No obstante, dependiendo de cómo se articule, gran parte de ese trasvase de poder puede ser sólo aparente. Además, al tener que buscar votos para sí mismos, los políticos se ven obligados a pronunciarse sobre aspectos polémicos para que los electores conozcan sus posturas. Esto debería llevar a que los más brillantes sean los que luego obtengan escaños, sin primar tanto la lealtad al partido que elabora la lista.

La principal desventaja es que muchos candidatos puede hacer una política demasiado local. En un sistema de listas cerradas para el candidato individual no tiene gran coste electoral tomar posiciones que puedan no ser populares en su circunscripción. Evidentemente puede haber un coste, pero lo pagaría el partido, que pierde votos a favor de otros partidos. Si el candidato estaba en la parte alta de la lista conseguirá escaño de todas formas. En un sistema de listas abiertas, en cambio, ese candidato se vería perjudicado en favor de otros candidatos de su mismo partido, incluso aunque el partido no pierda votos. Esto puede evitar que se tomen decisiones poco populares, por muy necesarias que sean.

Web del proyecto ACE (Administración y Costo de Elecciones)

March 14, 2006

He encontrado una web interesantísima sobre organización de elecciones. Es la publicación electrónica sobre Administración y Costo de Elecciones (ACE).

El proyecto ACE es una inciativa de la Fundación Internacional para Sistemas Electorales (IFES), el Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA Internacional) y el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas (UN-DESA). La web en inglés es algo más completa. La versión en español se la debemos al Instituto Federal Electoral de Méjico.

La web es muy completa y trata cualquier aspecto relacionado con elecciones. Hay una entrada sobre listas abiertas (se puede entrar desde Sistemas Electorales y yendo al índice de ese área), pero realmente merece la pena bucear más y leer todo lo que se pueda.